40 lecciones en 40 años

_DSC0290.JPG

Hola amores,

El domingo cumplo 40 años. Yikes!! Esta edad suena tan adulta que quizás debería empezar a sentar cabeza o algo así. En vez de eso, he decido darle la bienvenida  a esta nueva década con lo que me ha cogido últimamente: elaborar listas. Así es que esta carta de amor les llega en forma de 40 lecciones aprendidas en 40 años.

1. Rodéate de lo que te produzca placer.

2. Pero si quieres vaciarlo todo y vivir como minimalista par de años, se vale también.

3. No subestimes la influencia de un escritorio organizado.
4. Cuando estés cansada descansa (más difícil de lo que parece).

5. Escribir en las mañanas antes de que todo el mundo se despierte, es lo mejor que puedes hacer por tu cordura.

6. No hay que caerle bien a todo el mundo. Intentarlo es una pérdida de tiempo y energía que te saldrá cara.

7. Quedarse mirando el cielo acostada debajo de una mata de mango y con la hierba en tu espalda te seguirá produciendo placer 40 años más.

8. El mar. Siempre vuelve al mar.

9. Ni te molestes en tratar de encontrarle la gracia al trabajo de oficina con horario, jefes y deberes que marcan otros. No es para ti. Suelta eso rápido y sal a descubrir que te enciende.

10. Tu profesión la diseñarás tú. Los años en la universidad servirán para que aumentes tu capacidad de consumir alcohol, te enamores y desenamores, hagas amistades y las olvides y descubras que tu valor no vendrá dado por la validación de ninguna academia.

11. Eres más rebelde de lo que jamás pensaste.

12. No le temas a tu entusiasmo. No todo el mundo lo entiende y eso no tiene importancia. Vívelo, sácale el jugo y cuando se vaya, recuerda que siempre vuelve nuevo y renovado.

13. No escondas lo que eres para encajar. Se siente guácala después.

14. Tu vida es como un casting, ejercita con consciencia tu poder de elegir lo que resuene contigo: gente, ambientes, carrera, ropa, alimento, vivienda. Elige con sabiduría.

15. Y a lo que no puedes elegir y no hayas como zafártelo de arriba… búscale la gracia. Siempre la encuentras al final… y nada dura para siempre.

16. Confía en tus deseos.

17. Tu intuición es más aguda de lo que te das crédito.

18. No pierdas la oportunidad de besar y ser besada. La vida es muy corta.

19. Adora tu cuerpo. Ha hecho y sigue haciendo los más grandes milagros por ti.

20. Cuando estés recién parida y creas que el mundo se te vino encima, busca ayuda. Nunca estás sola.

21. No economices el amor. Repártelo sin vergüenza y en voz alta cada vez que te provoque.

22. Y si estás medio depre, lee la anterior y hazlo con más fe hasta que se te pase.

23. Contrario a lo que pensaste por mucho tiempo, trabajar con gente una a una y en grupos pequeños te llenará de alegría… y te sale de lo más natural.

24. Esa empatía tuya es un don. No la escondas.

25. Encontrarás lo que buscas y es mejor de lo que jamás soñaste… pero más retador también.

26. Sé Carolina TODO el tiempo. Desaprende. Desaprende. Desaprende.  Invoca tu esencia constantemente.

27. El viento tiene su idioma, a veces lo podrás entender.

28. La vida te habla todo el tiempo. Escucha. Traduce lo que oigas en imágenes. Ahí está tu magia.

29. No importa que el papa, el Dalai Lama o tu madre aconsejen hacer las cosas de cierta manera, si no te cala, no lo hagas, por favor.

30. Tu capacidad de apreciar la Belleza en cualquier circunstancia te sacará de muchísimos pantanos existenciales.

31. ¿Quién lo iba a decir? Eres toda una Madre y te encanta!

32. Coloniza tu casa. Una familia por hogar es más que suficiente, no estás hecha para las comunas.

33. Tu mejor inversión son tus libros.

34. Estas encontrándote y reencontrándote constantemente. Así es que el no saber muy bien qué es lo que estás haciendo tiene su encanto.

35. No te tomes las cosas tan en serio. De verdad, sonríe con la frente que esas arruguitas en el ceño no son muy simpáticas.

36. Confía en el Alma de tus hijos como confías en la tuya. Ellos tienen su propia sabiduría, respétala.

37. Isaac es el amor de tu vida. Pero nadie dijo que era fácil el asunto.

38. Café negro con dos azúcar. Por más que quieras educarte en el arte del té, siempre vuelves al negrito.
39. Ya se que dije que la vida es corta, pero también es larga. Hay tiempo para todo y esta época de crianza se va rápido, así es que escoge tus batallas y disfruta que ahorita se te van.

40. Cuando te de por escribir cartas de amor, déjalas que salgan y no las juzgues, ya me lo agradecerás.
Un fuerte abrazo y feliz cumpleaños a mí :)